jueves, 28 de mayo de 2020
El Patrocinio de la Virgen María
Visitas 1
- Por: Hijas del Patrocinio de María
Esta sección la hemos diseñado con el fin de dar a conocer el significado que para nosotras tiene la advocación de PATROCINIO, que da nombre a nuestra Congregación, con el deseo de que el amor y la devoción a nuestra Madre bajo este título arraigue y se propague entre todos los que nos sentimos hijos suyos.

 

  

Significado de la advocación de María como patrocinio

En el título de PATROCINIO se resalta especialmente la maternidad espiritual de María. La madre de Dios es nuestra madre, madre de la Iglesia y de todos sus miembros. A esta maternidad espiritual corresponde una auténtica filiación mariana. Somos hijos de María que nos ha transmitido, a través de Cristo, la vida divina.

PATROCINIO significa también protección y amparo. En María encontramos una madre que nos protege y nos da gracia y amparo en vida y en muerte, en las tentaciones y luchas diarias.

Ella es protección, amparo y auxilio. Ella es mediadora, abogada, modelo, estímulo, estrella, norte y guía. Es PATROCINIO para cuantos se sienten necesitados.

 

Institución de la fiesta del Patrocinio de Nuestra Señora

En el siglo XVII, el Rey Felipe IV, recordando los favores que a lo largo de los siglos habían recibido sus antecesores por mediación especial del patrocinio de la Virgen María y en medio del aluvión de males que afligía a España por aquel entonces, decidió poner la monarquía bajo el Patrocinio de la Santísima Virgen. Habiendo acudido a la Santa Sede, accedió el Papa Alejandro VII, el 28 de julio de 16546, a que se estableciese la fiesta del Patrocinio de Nuestra Señora en un domingo de noviembre. Finalmente se señaló su celebración como solemnidad el segundo sábado de dicho mes.

 

Presencia del patrocinio de la Virgen María en nuestra Congregación

Aunque la advocación mariana bajo la que se encuentra nuestra congregación no debe su nombre directamente a la voluntad de sus fundadores, puede observarse como fuente e impulso de sus obras apostólicas y de su carisma fundacional el patrocinio de la Madre de Dios.

En las constituciones del colegio del P. Cosme Muñoz podemos leer: "Este colegio se fundó debajo del patrocinio y advocación de Nuestra Señora de la Piedad y con mucha razón, pues siendo esta soberana del patrocinio de todos los católicos, más bien lo será de unas vírgenes que, careciendo de padres en lo temporal, se acogen al amparo de aquella Virgen y Madre para ser esclavas suyas y para alcanzar el estado de vida que más les convenga." (Constituciones, art. 1º, 1673).

Por su parte, el P. Luis defendía que ella será para sus hijas "Estrella y Norte", es decir, modelo y guía, y estas encontrarán en María una "Madre que las protege y gracias y amparo en vida y en muerte, en las tentaciones y borrascas de la vida." (Constituciones cap.VI, 1718). 

 

Dosatic S.L. © 2020
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad